TIPOS DE TRATAMIENTOS

RADIOTERAPIA

¿Qué es la radioterapia?

La Radioterapia es un tipo de tratamiento oncológico que utiliza las radiaciones para eliminar las células tumorales, localizado en la parte del organismo donde se aplique. Actúa sobre el tumor, destruyendo las células. Se aplica en un 60% de los pacientes.

¿Qué efectos secundarios se pueden presentar con la radioterapia?

La aparición de alteraciones en la piel y mucosas del paciente tratado con radioterapia es inevitable, tanto durante como después del tratamiento.
Los esquemas de tratamientos actuales que combinan radioterapia y quimioterapia hacen que la toxicidad cutánea continúe siendo fundamental en el cuidado del paciente oncológico.
Los efectos de la radioterapia son variados pudiendo aparecer varios efectos secundarios al mismo tiempo y en distinta intensidad.

La mayoría son irreversibles tras la finalización del tratamiento.

EFECTOS SEGUNDARIOS DE LA RADIOTERAPIA

Radiodermitis

La radiodermitis es la inflamación de la piel en la zona de radiación y supone la alteración de la barrera cutánea.

Si no se lleva un cuidado de la piel antes, durante y después del tratamiento, la piel puede perder su elasticidad y capacidad de recuperación.

Se clasifica en distintos grados en función de su severidad, pudiendo aparecer en la mayoría de los pacientes, eritema o enrojecimiento, picor, descamación seca, sequedad, tirantez…. y en los casos más severos, descamación o ulceración.

El grado de severidad depende de diferentes factores, tipo tratamiento (dosis, fraccionamiento) y localización facial o en determinados pliegues, la coexistencia de quimioterapia coadyuvante, desnutrición, daño solar crónico o piel de fumadores crónicos, factores que se asocian con mayor fragilidad cutánea.

Es especialmente importante prevenir esta reacción, consiguiendo mejorar la calidad de vida y el confort durante el tratamiento.

Mucositis oral - xerostomía

La mucositis oral es la alteración con inflamación del tejido que cubre la boca. Es un problema frecuente y dificulta considerablemente la capacidad de ingesta.

Se presenta habitualmente por radioterapia en cabeza y cuello, aunque puede presentarse por radioterapia en otras localizaciones y quimioterapia concomitante.

Los distintos síntomas pueden variar en intensidad pudiendo presentarse una mucosa
enrojecida, presencia de úlceras, llagas, sequedad bucal y quemazón.

La xerostomía es la sensación de tener sequedad en la boca. Si es provocada por radioterapia sobre la cavidad oral, se reduce la capacidad de secreción de saliva.

Estos dos efectos secundarios del tratamiento oncológico por radioterapia suelen ser irreversibles.
Es especialmente importante prevenir esta reacción, disminuyendo su intensidad en la medida de lo posible, consiguiendo mejorar la calidad de vida y el confort durante el tratamiento.

Mucositis vaginal - rectal

En la región perianal las zonas mucosas de la vagina y el recto son extremadamente sensibles a la irradiación. La mucositis es la alteración con inflamación del tejido vaginal/rectal.

La toxicidad aguda de la irradiación sobre las mucosas puede consistir desde el eritema o enrojecimiento hasta la mucositis confluente fibrinosa y ulceración. Debido a la gran inervación nerviosa de estas estructuras, el dolor acompañante suele ser mayor y las complicaciones tardías más severas.

Es especialmente importante prevenir esta reacción, disminuyendo su intensidad en la medida de lo posible, consiguiendo mejorar la calidad de vida y el confort durante el tratamiento.

QUIMIOTERAPIA

¿Qué es la QUIMIOTERAPIA?

El objetivo de este tratamiento es atacar las células del cuerpo humano que tienen un crecimiento anormal, ya sea destruyéndolas o controlando su crecimiento. En general, los tratamientos de quimioterapia consisten en la combinación de diferentes medicamentos que, habitualmente, se administran de forma intermitente o en ciclos.

¿Qué efectos secundarios se pueden presentar con la QUIMIOTERAPIA?

Los efectos de la quimioterapia son variados pudiendo aparecer varios efectos secundarios al mismo tiempo y en distinta intensidad.

La mayoría son irreversibles tras la finalización del tratamiento.

EFECTOS SEGUNDARIOS DE LA QUIMIOTERAPIA

Alopecia

La mayoría de los quimioterápicos inducen alopecia, pero no todos los tratamientos provocan caída del cabello. Este efecto de la quimioterapia es reversible y el pelo volverá a crecer a las semanas de la finalización del tratamiento.

No sólo se produce pérdida de pelo del cuero cabelludo. Pueden verse afectadas otras zonas como cejas, pestañas, brazos, piernas, axilas y zona púbica.

Actualmente, no existen métodos que hayan demostrado poder prevenir la caída de pelo inducida por quimioterapia con evidencia suficiente para su recomendación. Le proponemos una serie de hábitos diarios que mejoraran su calidad de vida durante el tratamiento.

Alteraciones ungueales

Las uñas se ven afectadas con frecuencia en función del fármaco, así como de la dosis y el tiempo de tratamiento. La uña se vuelve frágil, se produce alteración del color, del crecimiento y destrucción de la uña. Pueden aparecer áreas pigmentadas en líneas o en bandas.

Como consecuencia, se puede producir colonización por hongos (Cándida, dermatofitos,…). Con algunos tratamientos, la uña puede llegar a despegarse completamente de su lecho.

Estas alteraciones son reversibles y con el tiempo recuperará sus uñas. Le proponemos una serie de hábito diarios que mejoraran su calidad de vida durante el tratamiento.

Mucositis oral - xerostomía

En este caso, estos efectos secundarios aparecen por tratamiento de quimioterapia o por tratamiento radioterápico asociado a quimioterapia.

La xerostomía es la sensación de tener sequedad en la boca. En los casos debidos a la quimioterapia la reducción de producción salivar es limitada y reversible.

Es especialmente importante prevenir esta reacción, consiguiendo mejorar la calidad de vida y el confort durante el tratamiento (ver cuidados mucositis oral/xerostomía por radioterapia).

Mucositis vaginal - rectal

La mucosa vaginal y rectal pueden verse afectados por la quimioterapia, sin embargo, es poco frecuente y cuando aparece es reversible.

Es especialmente importante prevenir esta reacción, consiguiendo mejorar la calidad de vida y el confort durante el tratamiento (ver cuidados mucositis vaginal/rectal por radioterapia).

Cambios cutáneos - Piel Seca

La piel seca o xerosis es un efecto de la quimioterapia que se presenta de forma frecuente. Se produce una alteración de la barrera cutánea, que se aprecia porque la piel es más áspera de lo habitual y reacciona con más facilidad.

Como consecuencia de este cambio de la barrera cutánea suele producirse prurito o picor (30% de los pacientes).

Es especialmente importante prevenir esta reacción, disminuyendo su intensidad en la medida de lo posible, consiguiendo mejorar la calidad de vida y el confort durante el tratamiento.

Cambios cutáneos - Hiperpigmentación

Aumento en la coloración que puede afectar a piel, mucosas y/o anejos y puede ser localizada o generalizada. Tras la finalización del tratamiento se produce una desaparición total o parcial de la misma.

Afecta a zonas fotoexpuestas y mucosas (por ejemplo, la boca). puede afectar a palmas, tronco y mucosa oral.

Para intentar minimizar la hiperpigmentación puedes utilizar fotoprotectores solares mientras recibes la quimioterapia y si pese a ello la presentas el uso de maquillaje corrector puede ser una buena herramienta para disimularla.

Síndrome mano-pie

Se presenta inicialmente con aumento de la sensibilidad, rojeces y hormigueos en las palmas de las manos y plantas de los pies que puede progresar a lesiones más incapacitantes, como descamación, grietas y ulceración.

En caso de presentarse un cuadro muy intenso, le podría impedir realizar tareas cotidianas. Es reversible tras finalizar el tratamiento quimioterápico.

Aunque no existe un tratamiento eficaz, es especialmente importante prevenir esta reacción, disminuyendo su intensidad en la medida de lo posible, consiguiendo mejorar la calidad de vida y el confort durante el tratamiento.

Erupciones cutáneas tipo acné

Suele aparecer 1 semana después de iniciado el mismo y recuerda al acné́ de la adolescencia, pero sin comedones y con un mecanismo causal diferente. Se acompaña generalmente de picor.

Puede presentar diferentes grados de afectación, según lo cual será́ necesario recibir un tratamiento u otro.

Aunque no existe un tratamiento eficaz, es especialmente importante prevenir esta reacción, disminuyendo su intensidad en la medida de lo posible, consiguiendo mejorar la calidad de vida y el confort durante el tratamiento.

Menú

Usuario

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse